Blog

Cómo crear una imagen de marca en la que confíen los consumidores

En el camino hacia la transformación digital, la pequeña y mediana empresa cuenta con los recursos necesarios para llegar a la audiencia objetiva. Las herramientas tecnológicas, los canales de comunicación y los profesionales dedicados al marketing online, están al servicio de las pymes para superar metas y cumplir objetivos. Pero todo ello sólo es posible si conseguimos captar la atención de la audiencia, transmitiendo los mensajes adecuados y creando poco a poco una imagen de marca profesional y competitiva para generar confianza entre los consumidores.

imagen de marca

LA IMPORTANCIA DE TRANSMITIR UN MENSAJE DE CONFIANZA

Hoy día, la analítica web es vital a la hora de determinar dónde se encuentra nuestro público objetivo. Para ello, es preciso encontrar a audiencias que se sientan identificadas con los valores de nuestra marca, ofreciéndoles soluciones para satisfacer las necesidades de su día a día. Estos factores son clave para poder hacer que nuestro mensaje sea útil y confiable, con el objetivo de  generar un mayor número de clientes potenciales a medio y largo plazo.

Otro factor importante, que podemos incluir en este apartado, es la periodicidad con la que entablamos comunicaciones con la audiencia. Un usuario interesado estará pendiente de nuestros mensajes, si establecemos momentos concretos para publicar contenidos relevantes. Por ejemplo, si publicamos sin fijarnos en establecer días concretos de la semana será imposible captar el interés de una comunidad en redes sociales y posiblemente acabarán siguiendo a otras marcas con mayor regularidad al publicar. Este factor, puede afectar negativamente de cara a generar confianza entre nuestros seguidores.

imagen de marca

 DISEÑANDO LA IMAGEN DE MARCA

Además de todo lo relacionado con el mensaje, la forma y los tiempos establecidos en las comunicaciones, existen otros muchos factores que determinaran si nuestra imagen de marca acabara siendo profesional, transparente y destacará frente a la competencia. Dentro del mundo offline, tendremos en cuenta factores como la paquetería, rotulación, etc., pero ¿qué ocurre en el mundo online?

Partiendo del sitio web, el diseño es vital para aportar un carácter diferenciador. La utilización de colores, menús, categoría, tipos y tamaños de letra, etc., van a ser determinantes a la hora de crear recuerdo en la audiencia. Una vez conseguido un buen diseño del sitio web y constatado que no repercute en el tráfico y la navegación, es conveniente mantenerlo para consolidar la imagen de nuestra plataforma en Internet.

De igual forma, debemos cuidar la imagen en cualquier medio o plataforma en el que estemos presentes. Hablamos de los contenidos expuestos a través del correo electrónico, blog corporativo o las tan populares redes sociales. A ello, sumamos la calidad de los formatos utilizados. Dentro de este apartado, los textos, imágenes, videos, etc., tienen que cuidarse al extremo y utilizar los tamaños y resoluciones adecuados a cada plataforma.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

0 COMENTARIOS